translate to your language

viernes, 25 de marzo de 2011

Pizza con cebolla, tomate y queso sin lactosa

Esta pizza deliciosa la hizo el otro día mi novio con sus manos y su arte italianos con motivo del día del padre. Como nos sobró masa, ya que, con las medidas que usamos normalmente, da para tres pizzas grandes, pudimos llevar otra pizza a la cena que tuvimos el sábado por la noche. La masa la hizo con las medidas habituales que usamos siempre en casa y quedó muy crujiente gracias ala maravillosa piedra de horno que tenemos.
Le pusimos cebollita por encima, ya que la empresa Tescoma ha tenido la amabilidad de regalarme tres productos elegidos por mí, y además de un corta-pizzas y unos papelitos para adornar con azúcar glass los bizcochos y tartas, escogí un cortador de cebolla. Todo me lo mandó gratis a casa esta empresa de productos de cocina. ¡Mirad qué chulos!


Ingredientes: 

800 gr de harina
1 cubo de 25 gr de levadura fresca, de la que se conserva en frigorífico
1 cucharadita de sal fino
1 cucharadita de azúcar
2 cucharas soperas de aceite
Agua templada (la que solicite hasta que quede una masa compacta)
Orégano
1 lata de tomate triturado
2 cebollas pequeñas
Diez lonchas de queso sin lactosa Cheezly especial fundir (se encuentra en Hipercor, por ejemplo)

Preparación:

Se mezcla la harina con la sal, el azúcar, la levadura fresca y el aceite. Se hace abriendo un agujero en la montaña de harina y colocando dentro todos los ingredientes anteriormente citados. A continuación, se va añadiendo agua y removiendo, hasta que tengamos una pelota compacta. Entonces se saca del gran bol donde lo hayamos revuelto y se pone sobre una mesa limpia con un chorrín de aceite para que no se pegue. Amasamos. Mi suegra lo amasa con la mano derecha, mientras con la izquierda sujeta un estremo de la pelota. Así, con la otra, con la derecha como digo, lo estira hacia delante hasta que sale un churro largo como un antebrazo. Entonces, lo desenrolla y vuelve a empezar. Cuando tengamos lista la masa hay que darle unos grandes golpes contra la mesa. Bien fuerte. No sé muy bien por qué se hace esto pero hay que hacerlo... ¿Alguno de vosotros sabe para qué se le golpea fuerte contra la mesa?

Bueno, la cuestión es que ahora a la pelota que nos ha salido hay que dejarla reposar mínimo dos horas, hasta que doble su tamaño. La he colocado en la gran olla donde mezcle la harina con el resto de ingredientes y lo he tapado con un trapo.
Cuando ya ha crecido lo suficiente, es tiempo de extender la masa y dejarla otra media hora para que crezca ahora en esta posición. Luego, una vez que ha reposado así, he puesto orégano y he vuelto a pasar el rodillo. Mientras hacía esto iba calentando el horno a 200 grados durante 15 minutos con la piedra  para hornear dentro.

Pasados los 15 minutos, he sacado la piedra y he colocado encima la pizza ya decorada con el tomate, el queso,la cebolla en rodajas y he vuelto a echar orégano, una pizca de sal y un chorrito de aceite. Luego he metido la piedra en el horno, teniendo cuidado de no superar los 200º de temperatura dentro del mismo, porque se podría dañar la piedra. 


He esperado unos 15 o 20 minutos (todo depende de la calidad de nuestro horno) y ya estaba lista para probar. Mmmm, está deliciosa.

Aquí, en el primer plano, se puede ver el queso aún sin derretir


16 comentarios:

  1. Pizza, la mangerei ogni giorno!! :-)

    ResponderEliminar
  2. Que buena. En mi horno no se pueden sacar fotos, te han quedado chulísimas.
    Me gusta más el mantel, en casa tendría mucho éxito.
    Besos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  3. En el horno se ve una masa esponjosa.
    El picador manual es una tentación... pero a mi me sigue encantando cortar a cuchillo :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  4. Que buena presencia. Yo soy alérgica a la lactosa y a la caseína ¿sabes si le va bien la leche de cabra que está exenta lactosa y caseína?
    Un abraciño

    ResponderEliminar
  5. una pizza fantastica! si quieres mira en el blog HEMC este mes va de pizzas y puedes dejar tu receta!!! gracias por tu visita guapa!!! besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. qule guay lo q te han mandado aprovechalo al máximo y corta tus pizzas italianas jjjjjj ;) LO de rosamaria, si dice q la leche de cabra esa no lleva lactosa ni caseina sera q la puede tomar no? vamos digo yooooooooooooo. Ya estoy bien del todo de la tripa ni fui al médico ni nada. Cuida a tu padre

    ResponderEliminar
  7. Se ve una pizza muy buena, el relleno y la masa.
    Disfruta de lo que te han enviado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. hoy la pizza fué mi cena, aunque con lactosa...muy rica..bexinos

    ResponderEliminar
  9. Que pizza más rica no ?? ayssssss

    Kris

    ResponderEliminar
  10. Complimenti, una pizza veramente speciale!!!!!!!!!! Besos......

    ResponderEliminar
  11. Hola encantada de conocerte,tambien tienes un blog genial,hay si mis niños vieran esta pizza,un beso

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa!!! No sabes la ilusión que me ha echo de que te pasaras por mi otra casa!!! En la cocina de las pinuinas siempre sobra tiempo para disfrutar de la vida Como en un cuento, y estoy encantada de tenerte por ambos lados!!! Por cierto me encanta la pizza, y los regalitos de tescoma me corroen de envidia!!! Un besote muaccckkkk

    ResponderEliminar
  13. Hola, martu! yo tampoco te conocía, y aquí vengo a chafardear! me encanta... un blog sin lactosa! yo tomo leche sin lactosa, pero los demás lácteos no me hacen daño... es que soy rara... jejeje.
    Esta pizza tiene muuuuuuuy buena pinta! un besote, guapa!!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola martu
    Gracias por seguirme y visitar mi cocina, me interesa mucho tu blog, tus recetas se ven muy buenas, me llevo algunas.........!!!!!!!
    sweetcakestoronto
    Besos y feliz semana
    miri

    ResponderEliminar
  15. Adoro la pizza, la mangerei a tutte le ore. E con le cipolle è una delle mie preferite. Baci, buona settimana

    ResponderEliminar
  16. La pizza con le cipolle è un'autentica golosità!!!

    Baci e buona settimana

    Giovanna

    ResponderEliminar